Seguinos en

La Voz de Los Barrios

PERPECTIVAS DEL PLAN DE GOBIERNO

Opinión

PERPECTIVAS DEL PLAN DE GOBIERNO

PERPECTIVAS DEL PLAN DE GOBIERNO

 

Por Héctor Pellizzi

Cuestionar al gobierno si ha elaborado o no un plan económico, tiene primeramente un tufillo de ignorancia, después un olorcito a perversidad y finalmente una perfumada expresión de deseo que el plan no exista.

El gobierno chocó de frente con el covid19 sin airbag. Pero a pesar de la incertidumbre mundial sobre el virus extremadamente contagioso y con una letalidad sorprendente, Alberto Fernández cerró las fronteras, decretó una cuarentena estricta, prohibió todo tipo de actividad económica con excepción de la agropecuaria y las actividades esenciales.

Estableció la emergencia sanitaria y alimentaria.

Congeló los alquileres y se suspendió los desalojos.

Congeló los combustibles

Se dispuso la suspensión de cortes de servicios.

Fue congelada las tarifas de energía eléctrica, gas, agua corriente, telefonía fija o móvil e internet y tv.

Se amplió para 6 meses la acumulación de facturas.

Se asistió con bonos extras a los jubilados de la mínima.

Se amplió la cantidad de remedios gratuitos para jubilados

Se decretó la suspensión de la iniciación de juicios de ejecución fiscal.

Se amplió el acceso a las líneas de financiamiento, beneficios y programas de asistencia, micro, pequeñas y medianas empresas.

Se suspendió el cierre e inhabilitación de cuentas bancarias.      

El ministerio de salud estableció un incentivo de carácter mensual, en virtud del trabajo que llevan adelante los trabajadores de sanidad.

Se creó el programa de asistencia para la agricultura familiar, campesina e indígena con 30 millones de pesos para insumos, herramientas y materiales indispensables con el fin de la continuidad de sus esquemas productivos.  

El ministerio de transporte estableció una compensación de emergencia de hasta un monto total mensual de $50 millones de pesos con el objetivo de asistir a las empresas de transporte automotor de pasajeros de larga distancia.

Ayuda económica a hogares, residencias, y talleres protegidos de producción para personas con diferentes capacidades.

Se estableció la doble indemnización para aquellas personas que sean despedidas sin causa justa.

Implementación de la Tarjeta “Clubes en Obra”, para la compra de materiales y a través de transferencias de fondos a las cuentas bancarias de las entidades beneficiarias.

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social estableció el pago de, al menos, el 75% del salario neto, para los trabajadores suspendidos temporalmente.

Acceso a recursos como créditos, redes de comercialización e inclusión financiera. Para aquello/as que trabajen en la economía popular como vendedores ambulantes, feriantes o artesanas; cartoneras y recicladores; pequeños agricultores, etc

Ingreso Familiar de Emergencia, IFE, este beneficio alcanza a 9 millones de personas.

Se estableció el acceso a los bienes y servicios básicos de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para el conjunto de la población. El programa contempla una inversión de $100 millones.

Se suspendió el cobro de peajes para el personal de salud y seguridad.

La AFIP estableció la postergación del pago de los derechos de exportación.

El Ministerio de Transporte estableció una compensación de $500 millones destinada a las empresas de transporte automotor de pasajeros por carretera.

Un gobierno que tiene la capacidad de tomar todas esas medidas con gran celeridad y eficiencia ante un enemigo desconocido, letal y contagioso, sin lugar a dudas tiene un plan económico pos pandemia, que el primer mandatario deslizó en algunas oportunidades y que imperiosamente va hacia un desarrollo económico con justicia social.

El nuevo contexto económico social nos encontrará con una brecha entre ricos y pobres mucho más profunda, enriquecido el sector pobre con la llegada de pequeños y medianos comerciantes (que se creían clase media) y que esta crisis los hará descender muchos escalones, lo que hace imperioso que el nuevo plan económico tenga fuertes condimentos de justicia social.

El capital concentrado en menores grupos que en la actualidad adquirirá un poder inconmensurable y provocará que el gobierno implante determinadas estrategias para desterrar las políticas económicas financieras comúnmente llamadas de “timba” y seducir a ese capital para iniciar actividades productivas que lo lleven al desarrollo que figura en un escalón más alto que el crecimiento.

Ese plan que sin duda ha sido pergeñado dependerá mucho de la nueva realidad del mundo, y de qué proyecto tendrá EE UU con una Argentina dentro de su órbita imperial.

Continue Reading
Arriba