Seguinos en

La Voz de Los Barrios

SOLAMENTE LA JUVENTUD PUEDE HACERLO

Editorial

SOLAMENTE LA JUVENTUD PUEDE HACERLO

SOLAMENTE LA JUVENTUD PUEDE HACERLO

 

Hablar, discutir, debatir sobre la grieta es un de una imbecilidad supina.

La tecnología nos ha llevado a tener información a la velocidad de un tren bala, información en un 40% falsa, detestable, simuladora, pero que no desmerece la celeridad con que nos llega.  La grieta económica, social y política ha existido desde siempre, desde que el genocidio desembarcó de las carabelas.

En estos tiempos tiene mayor exposición por el poder de las redes sociales con sus innumerables tentáculos y parece gigante, descomunal…  En realidad es infinitamente pequeña si la comparamos con aquella que se abrió entre unitarios y federales que nos hundió por 60 años en una guerra civil, que puede decirse que cesó entre comillas en 1880 con un acuerdo en el que se decretó una economía liberal y una organización política federal.

¿Acaso hay algún argentino, alguna compatriota que piense que la actual y tan vapuleada grieta es mayor a la que abrió el decreto 4161 de la bien llamada Revolución Fusiladora? Esta grieta es realmente una grietita comparada con aquella que se profundizaba a bala y a sangre.

Es por eso que acalorarse con la grieta hoy es perder el tiempo.

Es hora que la juventud ocupe un lugar en la política, el que le corresponde por antonomasia y que se lance al debate con la finalidad de discutir programas para superar la parálisis productiva que afecta al globo terráqueo a partir de la realidad nacional. En qué dirección dirigirse, qué tipo de economía se debe aplicar, cómo rescatar la equidad social.

A partir de lo que se quiere, lxs jóvenes tienen que darse una construcción política, elaborar políticas públicas por sobre los dinosauros burocráticos que infectan todos los partidos, retomar las banderas de la utopía y aniquilar al neoliberalismo que el covid19 lo ha dejado grogui. Tenemos a Piñera, Macri, Bolsonaro y Trump como aseveración de un sistema que se bambolea porque no tiene respuestas para las políticas laborales genuinas que hunde en la pobreza a las grandes masas.

Es indispensable que los jóvenes y esas chicas que se ponderan reformulen la militancia política que practican en la actualidad para obtener resultados diferentes, que serán diferentes en la medida que no insistan en copiar las mismas aplicaciones que se vienen injertando en las últimas décadas. Se deben da una estrategia para frenar las insanas políticas de la ultraderecha y las ideas represivas y castradoras de la derecha.

Solamente la juventud puede hacerlo. Y lo hará cuando se sienten a la mesa mirando los ojos de la otra persona diciéndose lo que quieren y para qué lo quieren.

Continue Reading
Arriba