Seguinos en

La Voz de Los Barrios

XI JINPING INVITA A LA HUMANIDAD A CONVERTIRSE EN UNA COMUNIDAD CON UN DESTINO EN COMÚN

Noticias

XI JINPING INVITA A LA HUMANIDAD A CONVERTIRSE EN UNA COMUNIDAD CON UN DESTINO EN COMÚN

XI JINPING INVITA A LA HUMANIDAD A CONVERTIRSE EN UNA COMUNIDAD CON UN DESTINO EN COMÚN

 

A fines de los años 1960 Estados Unidos comenzó a buscar relacionarse con China, el proceso dio un salto con la Apertura y la Reforma de Deng Xiaoping a principio de los 80 y desde ahí en más los lazos se multiplicaron, expandieron y solidificaron hasta que la crisis del 2008 inició una asimetría en favor de China en el balance comercial y en la acumulación de acreencias, y menos de diez años después Donald Trump dijo “basta” y lanzó la actual guerra comercial.

A esta altura, la dependencia mutua es incalculable. Puede decirse que la deuda de Estados Unidos con China supera el billón de dólares o que en 2017 las exportaciones de China a Estados Unidos superaron los 500 mil millones de dólares.

El economista Claudio Katz ha analizado que “la confrontación comercial ya se trasladó a la moneda y se dirime en la tecnología”. “Las amenazas del futuro”, prevén, “incluyen la rivalidad geopolítica y la competencia tecnológica”. En este terreno, la tecnología 5G emerge como indicador. El tema no es que sea privativo de China, sino que China lo desarrolló más rápido y más barato, hasta conseguir un adelanto que obliga a Estados Unidos a disfrazar de competencia el intento de derribar desde atrás al que va adelante.

China alcanzó 150 millones de grados centígrados en un reactor de fusión nuclear, esto es, cerca de diez veces la temperatura en el centro del sol. Es el comienzo de un futuro con energía limpia y eficiente.

Greg Bollella, vicepresidente de VMware, empresa dedicada a la simulación virtual de computadoras físicas, estima que la internet de las cosas “será un importante impulsor de lo que se conocerá como ‘la cuarta revolución industrial’“.

Los chinos, fundamentándose en su historia aseguran que buscan una comunidad de naciones cuya convivencia armónica beneficie a todas. Muestran que en toda su larga historia China no ha crecido como resultado de la conquista y el sometimiento de otros países y en estos momentos no está en guerra con otro país ni impone gobiernos, ni políticas, ni ejerce ninguna otra forma de injerencia ajena.

China sostiene que la relación entre ser el más grande y ser el dominador y explotador no es automática, salvo en la visión occidental del poder.

El presidente Xi Jinping ha invitado a la Humanidad a convertirse en una Comunidad con un Destino en Común que beneficiara a todos.

Fuente: Gustavo Ng (Bajo el Cielo de Beijing)

Continue Reading
Arriba