NIÑOS APROPIADOS EN DICTADURA: ¡ESTAMOS VIVAS Y VIVOS¡

DDHH

¡ESTAMOS VIVAS Y VIVOS¡

 

 

Una familia de Entre Ríos encontró a su hija, apropiada en 1978 en Buenos Aires: «Muchas madres no saben que estamos vivos»

 

Lourdes se reencontrará con su familia biológica esta semana

Lourdes tiene 43 años, vive en Córdoba y acaba de encontrar a su mamá, a su papá y a su hermana, a través del Banco Nacional de Datos Genéticos. Una búsqueda de identidad de origen resuelta a tiempo. Y una herramienta esperanzadora que ya cobró centenas de apariciones…

Juan y Nélida con su bisnieto, esta semana se reencontrarán con una de sus hijas, que fue apropiada en 1978

Una pareja de Colón, Entre Ríos, se encontrará este fin de semana con la hija de la que se desvinculó hace cuatro décadas, cuando era una beba de meses y vivían en Buenos Aires. Lourdes Icoff (43) buscaba su origen biológico desde la adolescencia. Ahora sabe que su madre es Nélida Soria (82). Ambas recibieron la noticia de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) la semana pasada, y tuvieron un conmovedor primer encuentro virtual junto a Juan Rudis Correa y Sandra Correa Soria, que son el papá y la hermana de Lourdes.  Ella había acudido a Conadi hacía años y había dado negativo, Nélida, por su parte, lo hizo este año, al enterarse de que ahora también pueden dejar su muestra genética allí las mujeres que buscan hijos nacidos entre 1974 y 1983.

 

Lourdes vive en Unquillo, Córdoba. Siempre supo que era “adoptada”, y a los 15 años empezó a buscar a su familia biológica.

Los Correa Soria son uruguayos. En 1978 estaban viviendo en Buenos Aires con su hija Sandra, de ocho años, montevideana, y una beba de pocos meses nacida en Argentina. Eran vendedores ambulantes y vivían en una pensión en el barrio porteño de Once.

El quiebre familiar se produjo durante una redada que puso a esta familia en una situación inhumana. Sandra lo recuerda así: “Mi papá no estaba, estábamos yo, mi mamá y la bebé en la pieza. A la noche tocaron pidiendo documentación. Nos dijeron que nos teníamos que ir porque éramos extranjeros. A la mañana siguiente pegan una patada en nuestra puerta, abren, empezamos a gritar. Alguien dice: ‘Hacé callar a esa pendeja, porque si no, no la vas a ver más’…

Mariano Landeira, un vecino de trabajo de los Correa, quien fue apropiado en 1975 y busca su origen biológico dice: “Muchas madres no saben que estamos vivos. Y también hay madres que entregaron un bebé voluntariamente y pueden estar arrepentidas, y no saben cómo encarar la búsqueda. Si mi mamá diera la muestra de sangre me encuentra. Eso es lo que hay que difundir. Y por eso es la lucha para que el Banco de Datos Genético esté abierto a todo tipo de fecha y época”.

Fuente del artículo de Josefina López Mac Kenzie

 

Para contatarse con la CONADI: conadi@jus.gov.ar / 0800-222- CONADI (266234) / Secretaría de Derechos Humanos de la Nación en 25 de Mayo 552, Piso 10, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Seguir Leyendo :
DDHH
Más Leídas