Policiales

LICENCIADA EN COMUNICACIÓN SOCIAL AFIRMA QUE LOS VIOLADORES NO SON MONSTRUOS Y SÍ HIJOS DE LA CULTURA MACHISTA

Sociedad

 

Tristemente tenemos que dar cuenta de que otra joven fue víctima de la cultura machista.

 

 

 

Muchxs de nosotrxs amanecimos este martes feriado con los titulares: «Eran como animales», La Nación, «Violación grupal en Palermo: un militante K y un estudiante de arquitectura entre los 6 detenidos», Clarín y «Palermo: 6 detenidos acusados de violación en manada a una chica de 20 años dentro de un auto, Perfil.

 

 

No me voy a dedicar a detallar lo que ya sabemos que pasó, no quiero hacer foco en eso porque además posiblemente quien lea estas líneas ya lo sepa, ya lo vio, lo leyó y hasta podría decir que sabe más de los hechos de lo que debería saber. Quiero detenerme una vez más en el discurso, en los discursos. Las coberturas de los medios masivos de comunicación sobre estos hechos muestran la falta de formación con perspectiva de género y derechos humanos que tienen lxs profesionales de muchas empresas medíaticas.

¿Por qué no se capacitan para poder comunicar con responsabilidad lo que ocurre en nuestro país? ¿Será que no les importa o que concienzudamente eligen replicar estos mensajes? ¿Por qué así, sin ninguna reflexión sobre el tema que abordan? ¿Qué implica que un medio describa como manada a un grupo de varones violadores? ¿Por qué animalizar la conducta de estos jóvenes?

Al conocerse la noticia, en las redes sociales, en los medios digitales, en la televisión y en la radio muchxs comunicadorxs y ciudadanxs aborrecían el accionar de estos MONSTRUOS, de esta MANADA, de estos INADAPTADOS o BESTIAS. ¿Por por qué no llamar las cosas por su nombre? o mejor dicho, ¿por qué eligen nombrar de esa manera?

Siempre volvemos al origen: el discurso crea sentidos sociales. Por eso es importante decirlo una y mil veces hasta que lo desnaturalicemos. No es una manada, no son animales, son varones, son hombres hijos de esta cultura machista que viola a una joven a plena luz del día en una zona muy transitada de un barrio de la Ciudad de Buenos Aires.

Desde «Ahora que sí nos ven» compartieron en las redes sociales algunas de las razones por las cuales no debería utilizarse más el término “manada” y como se trata de desaprender y desnaturalizar los discursos patriarcales considero oportuno compartirlas.

Una “manada” representa un grupo de animales de la misma especie que están juntos o se desplazan juntos, por lo general, salvajes. Construye una imagen de predadores que no actúan como seres humanos, y que no son capaces de reflexionar sobre sus propios actos. Esto quita responsabilidad a los participantes de los actos de violencia sexual en grupo, y también quita responsabilidad a la estructura patriarcal que legitima todo tipo de violencias contra las mujeres perpetradas por varones sanos. En la lógica machista el término “manada” exacerba el ejercicio del poder del macho contra las hembras. No queremos que ser parte de este tipo de manadas se convierta en un mérito.

La antropóloga, escritora y feminista Argentina, Rita Segato afirmaba que «la violación no es un acto sexual, es un acto de poder, de dominación, es un acto político».

Los medios masivos de comunicación espectacularizan lo que la cultura machista hace con el cuerpo de las mujeres y LGBTTIQ+ perpetuando así la violencia a la que la mayor parte de la sociedad se ve sometida a diario en las calles, en sus propias casas, frente a la televisión, escuchado la radio o mirando el diario.

Y como ya sabemos, los discursos son disciplinadores, por eso es importante elegir cómo nombrar cada hecho y estar atentxs a cómo nos los narran las empresas de comunicación. El discurso no es inocente, se elige presentar los acontecimientos de determinada manera porque como ya sabemos: lo que no se nombra no existe. Los discursos generan sentido, son disciplinadores. Estos hombres son violadores, hijos de la cultura patriarcal y los medios de comunicación que abordan el hecho de manera irresponsable y sin detenerse a evaluar de qué forma se lo comunica son responsables de perpetuar la violencia machista.

María Laura Morales

Lic. en Comunicación Social con orientación en Periodismo (UNLP), Locutora Nacional de Radio y Tv (ISER), estudiante de Lic. en Letras (UBA).
De lunes a viernes conduce el programa Feria Franca, por la emisora de la Universidad Nacional de Lanús, Megafón FM 92.1, los domingos participa de Chequeo General por AM 530 Somos Radio. Editora y redactora en el portal web de los medios de la UNLa.

 

COMPARTIR:
LICENCIADA EN COMUNICACIÓN SOCIAL AFIRMA QUE LOS VIOLADORES NO SON MONSTRUOS Y SÍ HIJOS DE LA CULTURA MACHISTA
EL MEJOR ENEMIGO: EL NEGRO VILLERO
NUEVOS VIENTOS EN EL PAMI JUNÍN
Seguir Leyendo :
Sociedad
Más Leídas