Seguinos en

La Voz de Los Barrios

LA HISTORIA QUE FUE SILENCIADA

Pueblos Originarios

LA HISTORIA QUE FUE SILENCIADA

LA HISTORIA QUE FUE SILENCIADA

 

 

 

En tiempos de redes que cualquiera dice cualquier cosa, que cualquiera repite a tontas, que se interpreta sin fundamentos la historia, donde claras intenciones ideológicas, políticas y económicas se viralizan en función de los más poderosos, siempre se encuentran las voces, aunque minoritarias, para aturdir con la verdad.

 

El 6 de enero de 1641, la corona española firmó el Pacto de Quillín, por el cual acordó la paz con los mapuches, a quienes reconocía su soberanía sobre territorios que después serían de Chile y Argentina.

Se conmemora un nuevo aniversario del Pacto de Quillín, cuando España firmó la paz con el pueblo mapuche y le reconoció la independencia en los territorios que siglos después serían Chile y Argentina.

“Mapuche ñi antü kom Wallmapu mew”, señala la convocatoria en mapuzungun, que significa “día nacional mapuche, sacá tu bandera”. Refiere al 6 de enero de 1641, cuando luego de un siglo de guerra, con intentos de doblegar al pueblo mapuche, la corona española suscribió el “Pacto de Quillín”. Francisco López de Zúñiga, gobernador de Chile, firmó con lonkos (autoridades) mapuches la paz a orillas del río Quillén (actual provincia de Cautín, Chile). Entre los puntos principales se estableció como límite el río Biobío (a la altura de Chos Malal, en Neuquén), y se reconoció la soberanía e independencia mapuche al sur del río.

El tratado fue reconocido por el Rey Felipe IV, por Real Cédula del 29 de abril de 1643, “lo que convierte en un instrumento jurídico de carácter internacional”.

 

El imperio español, que había vencido y masacrado a decenas de pueblos indígenas de América, reconoció la autonomía y libertad de los mapuches. El acuerdo, del que solo existen registros de la época escritos por el lado español, estableció que los indígenas liberarían a los cautivos, dejarían ingresar a religiosos cristianos, y se comprometían a ser aliados de España ante cualquier enemigo extranjero.

“España reconoció la soberanía mapuche al sur del Biobío pero ese acuerdo también es de interés para argentinos porque hubo una concurrida delegación puelche (mapuches al Este de la Cordillera) que al día siguiente del acontecimiento central celebró el mismo tratado con el gobernador español. De manera que aquel reconocimiento trascendió la Cordillera de los Andes y se extendió a la actual jurisdicción argentina. Nótese la fecha, 1641. No, los mapuche no vinieron de Chile. En aquellos tiempos, la Argentina no estaban en los planes de nadie”.

Durante 2017, 376 años después, enarbolando la bandera del odio, la supremacía y la inquina,las comunidades mapuches de Río Negro, Neuquén y Chubut fueron bestialmente reprimidas, dejando desapariciones y muertes, como la de Santiago Maldonado y el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lanzó un “comando unificado” (juntos a los gobiernos patagónicos) para avanzar contra una supuesta organización Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), que ninguna comunidad indígena reconoce ser parte de la tal RAM, sindicada como una creación de los servicios de inteligencias. Las hoy famosas “Gestapos” cuya estrategia  era usar a la RAM, que nadie vio, para avanzar contra la Nación mapuche.

Gracias al Pacto de Quillín, el pueblo mapuche iza su bandera, recordando la gesta, reclama el cumplimiento de sus derechos, justicia por los asesinatos y exige el respeto de los territorios indígenas.

 

El artículo completo en:www.pagina12.com.ar/87377-la-historia-que-fue-silenciada )

 

 

 

Continue Reading
Arriba